¿QUÉ ES LA VITAMINA C?

 

La Vitamina C,también conocida como vitamina antiescorbútica o ácido ascórbico, es una vitamina hidrosoluble que es considerada hoy en día como parte vital para el crecimiento y desarrollo. 



¿EN QUÉ ALIMENTOS SE ENCUENTRA LA VITAMINA C?

 

Por un lado, podemos encontrar fuentes ricas en vitamina C en las frutas cítricas como las naranjas o los pomelos y sus jugos, así como en pimientos rojos y verdes y kiwi. Además, los frutos rojos como las frambuesas y las fresas, tienen un alto contenido en vitamina C. La piña, el mango y el melón también son ricos en vitamina C.

En cuanto a las verduras, la familia de las coles como el brécol, la coliflor, y el repollo, el brócoli y los pimientos de todas clases, son todos ricos en esta vitamina.

El perejil es uno de los alimentos con más vitamina C, pero al no consumirlo en grandes cantidades, no nos aporta tanta vitamina C.

BENEFICIOS DE VITAMINA C

Gracias a investigaciones, se han podido descubrir grandes beneficios por tener una dieta rica en vitamina C:

Prevención y tratamiento del cáncer. Es posible que, al tomar vitamina C mediante frutas o verduras, se pueda reducir la probabilidad de tener ciertos tipos de cáncer, como el cáncer de pulmón, seno y colón.

Prevención de enfermedades cardiovasculares. Según los estudios llevados a cabo, aquellos que consumen en abundancia frutas y verduras, corren menor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Retraso de degeneración macular.  Los estudios de investigación muestran que la combinación de vitamina C junto con otros nutrientes, podría retrasar la degeneración macular que viene con la edad. Las cataratas y la degeneración macular son dos de las causas principales de pérdida de visión en edad avanzada.

VITAMINA C EN COMPRIMIDOS

Además de en alimentos, la vitamina C se puede consumir de manera oral por medio de cápsulas. Se puede llegar a necesitar comprimidos de vitamina C cuando se tienen afecciones gastrointestinales y algunos tipos de cáncer que llevan a una deficiencia de la misma. El uso de vitamina C puede ser también para una mayor absorción del hierro del tracto gastrointestinal.

 

La cantidad diaria recomendada de vitamina C para los hombres adultos es de 90 miligramos y para las mujeres adultas es de 75 miligramos.

 

VITAMINA C Y ZINC PARA TUS DEFENSAS

La combinación de vitamina C y zinc puede ser altamente beneficiosa para proteger a las defensas. Funciona de la siguiente manera: la vitamina C actúa sobre un primer nivel de defensas, que hace que el organismo detecta amenazas y responda ingiriendo y destruyendo el material extraño; el zinc actúa sobre una segunda capa de defensa, en el que intervienen células específicas que tienen la capacidad de reconocer el tipo de amenaza concreta para cada caso.

Puedes encontrar vitamina C y todo tipo de vitaminas en Holland and Barrett España: https://www.hollandandbarrett.es/